Blog

Hacia un mundo de algoritmos

El mundo de la inteligencia artificial destaca, entre otros, por el uso continuado de una jerga propia que constituye casi un nuevo lenguaje. Hay palabras propias derivadas del inglés, claro, pero otras tienen un origen mucho más remoto. En concreto, el término algoritmo sirve para describir el tipo de programación que permite a una aplicación de software ser más precisa en sus predicciones de resultados, sin estar concretamente programada para eso. Y hoy, forma parte de nuestra vida diaria.

El término esconde un conjunto de instrucciones mediante las cuales un sistema de IA predice valores de salida, a partir de datos de entrada dados, e identifica patrones que luego pueden emplearse para realizar predicciones.

Su propósito, lejos de reemplazar la inteligencia humana, pretende mejorarla a partir de una fórmula; que resuelve un problema recurrente, con una secuencia de acciones específica que desencadena.

En matemáticas e informática, un algoritmo generalmente significa un pequeño procedimiento que resuelve un problema habitual, pero hace años dio su salto a la informática y actualmente se utiliza en todas las áreas de las TI.

Un algoritmo de motor de búsqueda, por ejemplo, toma cadenas de búsqueda de palabras clave y las compara con bases de datos asociadas, para devolver resultados relevantes, mientras que un algoritmo de cifrado transforma los datos, o inicia acciones concretas, que los protege.

Otro algoritmo de clave secreta, como el estándar de cifrado de datos (DES) del Departamento de Defensa estadounidense, utiliza la misma clave para cifrar y descifrar datos. Siempre que el algoritmo sea lo suficientemente sofisticado, nadie sin esta clave puede descifrar los datos.

La palabra algoritmo deriva del nombre del matemático, Mohammed ibn-Musa al-Khwarizmi, que formó parte de la corte real en Bagdad y vivió aproximadamente entre los años 780 y 850 d.C. El trabajo de Al-Khwarizmi es la fuente probable de la palabra álgebra y del propio término tan utilizado en nuestros días.