Blog

COVID-19 y predicciones para el área TIC

Si algo hemos aprendido del año pasado, es que debemos esperar y tolerar lo imprevisto. Sin embargo, eso no impide que los analistas intenten predecir qué ocurrirá en el mundo digital, a partir de ahora, con mayor o menor optimismo. Entre sus augurios destacan la incesante carrera hacia el Cloud y la consolidación definitiva del teletrabajo. Aunque pocos de sus anteriores vaticinios se cumplieron en el inefable 2020, todos esperamos recuperar cierta normalidad en este nuevo año.

Una de las consecuencias obvias del COVID-19 ha sido la generalización masiva del teletrabajo, las reuniones online y las relaciones a distancia, lo que ha tenido una incidencia directa sobre los recursos TI de millones de empresas y organizaciones de todo el mundo. Sobre esa base, los principales especialistas de mercado reconocen un innegable auge de los servicios en la nube que, en su opinión, sólo puede seguir aumentando sus cifras en los próximos años.

De hecho, se ha comprobado un mayor interés corporativo por alternativas multicloud que están creciendo de forma exponencial en estos tiempos de incertidumbre generalizada.

Las empresas ya no muestran ninguna reticencia a confiar en los proveedores web, para brindar soporte a sus empleados remotos, pero también han adquirido experiencia práctica y conocimiento en este mundo. Esto permite a los equipos de TI tener una comprensión más profunda de los pros y contras de diferentes proveedores, servicios y socios externos.

Como resultado, más empresas elegirán las mejores plataformas, herramientas y servicios para sus necesidades concretas y cargas de trabajo, ya sea con un proveedor o con varios. Si el año pasado fue el de la prueba de fuego, este será el de desplegar una estrategia propia multicloud, adaptada a su actividad, profesionales y mercados.

Esta consolidación definitiva de la informática en la nube también va a propiciar la reafirmación del rol del CIO que, según las valoraciones de los expertos, indican que en los próximos años también serán responsables de las operaciones digitales, convirtiéndose en directores de operaciones de facto.

Otro aspecto TIC que se verá impulsado este año, según vaticina IDC, es la integración de datos de múltiples nubes y la modernización de las aplicaciones. Al igual que 451 Research, otro especialista en análisis de mercado, IDC dice que esto provocará un aumento en la adopción de arquitecturas de nube conectadas.

Si el pasado año las organizaciones implementaron servicios nativos en la nube, de forma rápida y hasta descontrolada, apoyadas en contenedores y microservicios, ahora se trata de simplificar la complicada red de plataformas, servicios y recursos en la nube, que ahora requiere ser gestionada.

La conexión de estos silos, con un control de gestión entre nubes, permitirá el uso de herramientas de aprendizaje automático e inteligencia artificial para garantizar el cumplimiento y la consistencia de la configuración en las arquitecturas Cloud. Aunque a muchas empresas les llevará tiempo adaptarse a este cambio, IDC predice que aproximadamente el 20% de las empresas adoptarán arquitecturas de nube conectadas en 2021. La firma predice que el trabajo remoto aumentará un 300% en comparación con los niveles prepandémicos, en un modelo híbrido que se consolidará como la opción preferida por empresas y empleados, en un mundo post-COVID.

2020 fue el año de la expansión del presupuesto de TI, ya que la gente trabajaba desde casa y las empresas acudían en masa a la nube para asegurarse de mantenerse a flote durante la pandemia. Forrester predice que los CIO gastarán menos este año, aproximadamente un 1,5% menos. Sin embargo, a pesar de este ligero descenso, los CIO continuarán aumentando su gasto en áreas de alta demanda, como la nube, la seguridad, la gestión de riesgos, las redes y la movilidad.

Durante el último año, las personas se han adaptado rápidamente al trabajo remoto y se han dado cuenta de que es tan productivo como trabajar en una oficina corporativa. Este cambio seguirá teniendo un efecto dominó en la nube y las TIC, pero también en la adquisición de talento, concluye la misma consultora.