Skip links

El trabajo híbrido y la implementación IT en las organizaciones

La importancia de la digitalización y la incursión de las nuevas tecnologías en las empresas ya había tomado un papel protagonista antes de la crisis sanitaria del covid-19. A raíz de esta, y con la llegada del teletrabajo como respuesta a las recomendaciones de seguridad anunciadas por los gobiernos, la implementación de las herramientas digitales ha dado un salto exponencial en las organizaciones.

La pandemia no ha llegado a su fin, pero todo apunta a que el ecosistema de trabajo se base en un modelo híbrido, capaz de integrar el trabajo presencial con el remoto. Este cambio de cultura organizacional y logístico ha acelerado aún más la inversión en procesos y mecanismos digitales.

Durante estos meses, se ha observado cómo estos cambios han empezado a tomar terreno con la ejecución de sistemas de ciberseguridad más sólidos o con el crecimiento de la inversión en Cloud.

No obstante, la implementación de la digitalización en las oficinas físicas también ha pasado a cobrar una importancia alta, como, por ejemplo, con nuevas propuestas de diseño de salas de conferencias que potencien la eficiencia de la comunicación interna y externa de las empresas.

Salas que cuenten con equipos capaces de mejorar la experiencia de los participantes de dichas reuniones. Pantallas de vídeo a gran tamaño, que naturalicen el ambiente y altavoces y micrófonos que ayuden a identificar quién es el interlocutor en cada momento.

Otra palanca esencial, y sobre la que gira el resto de elementos, es la seguridad de un soporte técnico garantizado, que resuelva, y, en la medida de lo posible, evite cualquier anomalía que impida el desarrollo de la actividad laboral del empleado. Del mismo modo, es recomendable que los empleados reciban una formación completa sobre las distintas herramientas digitales que empleen en su día a día.

El futuro es incierto, pero la digitalización es una solución que ha llegado para quedarse.