Blog

Nuevas técnicas de selección avanzadas

Las tecnologías Cloud siguen su imparable ascenso, ajenas a pandemias mundiales y otros desastres. Su ritmo de inversión no ha parado de crecer y ya se adelanta que lo hará mucho más en el inmediato futuro. Las carreras y formaciones en la materia son una de las alternativas más atractivas para cualquier profesional, ya sea en DevOps, Kubernetes, Amazon Web Services, o Google Cloud Platform, por ejemplo.

La ciberseguridad también ofrece muchas posibilidades a los especialistas, y en Estados Unidos el 70% de los responsables de contratación reconoce estar buscando personal en este campo, para contratar o buscar soporte externo.

Pero captar talento no es tarea fácil. Se trata de un mercado con altos salarios, pero en el que además no basta con buscar candidatos con carrera y máster, también hacen falta ciertas habilidades personales y el uso de algunas herramientas concretas.

Por no hablar de las soft skills o habilidades sociales; empatía, capacidad de integración y colaboración. Por eso, se menciona mucho el llamado Employer Branding, como una forma de acercarse al mercado laboral, atraer y retener talento en nuestros días.

Se trata de reforzar la marca de empresa y fomentar el talento interno, en una suerte de Inbound Recruiting, que utiliza estrategias de marketing digital para implicar a grupos de candidatos, tanto activos como pasivos.

Uno de los grandes objetivos del Inbound Recruiting es involucrarse y construir relaciones con posibles candidatos, facilitando la comunicación y dando una mayor visibilidad a la propuesta de marca.

El reclutamiento ha dejado de ser un camino de una sola dirección, se trata de un contexto bidireccional que se puede desarrollar y que habla de la cultura corporativa.

También suele mencionarse la gamificación, como proceso para llegar, a través del juego, al mejor candidato. Sus resultados lo demuestran, logra altos niveles de participación y aumenta el rendimiento de los empleados, a través de diversión, recompensas y progresos reales para los candidatos.

Ahí, las redes sociales juegan un gran papel, como escenario favorito para la mayoría de los profesionales, junto a foros y blogs de interés. Una forma sencilla y económica de ampliar fronteras a la contratación.

Por último, no conviene olvidar las últimas tecnologías que han llegado a este ámbito, en especial la Inteligencia Artificial que se abre paso y puede volver a evolucionar la selección de personal.

Aunque aún es pronto para conocer su potencial impacto, sí comienza a ser un campo de experimentación importante, para entrevistadores virtuales y chatbots, por ejemplo, que agilicen algunos procesos de selección, o permita evaluar el comportamiento no verbal de los entrevistados, por ejemplo.

Lo cierto es que el escenario de la contratación ha cambiado, no solo en cuanto a lo que buscan los candidatos sino a lo que buscan las empresas. Captar y retener este talento es una carrera de fondo que también tiene mucho que ver con la imagen y prestigio de la marca. Pero, los beneficios de un buen trabajo de selección pueden marcar la ventaja competitiva de cualquier organización.