Blog

La agilidad: aptitud clave para el trabajo del futuro

agile managementMuchos de nosotros nos preguntamos si nuestras habilidades seguirán siendo competitivas frente al rápido avance tecnológico de las máquinas. Las grandes consultoras como Gartner prevén la destrucción de miles de empleos por este motivo, que serán ocupados por robots. Pero esta mala noticia se ve compensada por la creación de otros nuevos puestos de trabajo destinados a llevar a cabo la transformación digital de las empresas que viene impuesta por la industria 4.0.

Para adaptarse a este nuevo paradigma es necesario que el trabajador sea capaz, de forma ágil, de aprender y poner en práctica los nuevos conocimientos que vaya acumulando. Más que una competencia, esta agilidad es una aptitud reconocida y buscada por las compañías. Por eso, en este post te contamos cómo este requisito te ayudará a crear un importante valor competitivo en el mercado laboral.

Movilidad, el puente hacia las oportunidades laborales

La movilidad, la rapidez y la agilidad son nociones muy cercanas e interconectadas. Estas capacidades, relacionadas de ordinario con el estado físico, se ven cada vez más asociadas a los rasgos de la personalidad de los trabajadores. El concepto de movilidad abarca varias dimensiones: movilidad profesional, geográfica e intelectual, que permiten al trabajador adquirir conocimientos de otras realidades económicas, lingüísticas y culturales.

Lo digital está cambiando nuestro mercado laboral y, especialmente, las habilidades que se requieren para desempeñar estas nuevas funciones. Por eso, algunas capacidades conexas a la movilidad como saber escuchar, gestionar las interrupciones que ocurren al pasar de una tarea a otra, trabajar de forma remota y con equipos multidisciplinarios ayudarán a alcanzar la meta de la agilidad. De igual modo, el uso de nuevas herramientas digitales llevará al profesional a emprender nuevas competencias técnicas.

El aprendizaje continuo será tu mejor aliado para no quedarte atrás

La innovación y la transformación digital son las claves del éxito de las empresas. La automatización y la robotización están cambiando la manera de producir valor económico. Para sostener la diferenciación y la competitividad, las compañías consideran necesario el control de la actualización de competencias y el desarrollo profesional de su plantilla.

Las grandes compañías invierten recursos importantes para fomentar las competencias digitales de cara a las futuras necesidades. El grupo SEAT, por ejemplo, invierte en el ámbito de la formación, cuatro veces más por empleado que la media nacional, según un comunicado publicado en el sitio corporativo de la marca para responder así a los retos que plantea este sector.

Los RRHH muestran mayor interés por mejorar la experiencia del empleado

El papel de los departamentos de recursos humanos en la transformación digital es obvio. Si las empresas se comprometen a cambiar a sus empleados, los expertos en RRHH son los mejores preparados para concretar e impulsar esta transformación, elaborando asimismo una estrategia de detección, selección y retención de talentos. Apuestan por la implementación de un Digital Employer Branding aprovechando los canales de comunicación digital para dar a conocer su marca empleadora y acercarse al público objetivo deseado.

Por otra parte, se está determinado nuevos modelos de trabajo disruptivos de cara al tradicional concepto empleador-empleado-oficina física. Según esta infografía de Microsoft, los empleados que se sienten felices en su puesto de trabajo son un 12% más productivos. Para crear experiencias positivas de empleado se busca entonces mejorar el entorno laboral, teniendo en cuenta los momentos clave del ciclo de vida del trabajador (entrada y salida en la compañía, promoción, eventos anuales, matrimonio, enfermedad, embarazo…). En Factum, el BYOD y el teletrabajo se van imponiendo para facilitar mayor flexibilidad laboral y mejor conciliación entre trabajo y vida personal.