Blog

Inteligencia artificial: 4 empleos en peligro de extinción

Inteligencia artificial: 4 empleos en peligro de extinciónLas tecnologías de la información traen consigo infinidad de debates entorno al empleo. ¿La automatización y la inteligencia artificial (IA) potencian realmente la creación de empleos? La respuesta no puede reducirse a blanco o a negro, porque vivimos en un mundo en constante cambio. A pesar de eso, sí es cierto que las TIC han transformado nuestros trabajos y seguirán haciéndolo, porque las máquinas, según su grado de “inteligencia”, pueden ofrecer una alternativa tecnológica al trabajo manual fastidioso.

Al igual que los faroleros dejaron de existir a principios del siglo XX, con la llegada de la energía eléctrica en las poblaciones, algunos puestos de trabajo actuales terminarán por desaparecer, nos guste o no. Imaginemos las presiones que ejercerían las compañías locales de gas ante la llegada de la electricidad, que suponía una amenaza frontal a su negocio de alimentación de farolas.  Según el reciente estudio“El impacto de la revolución digital en el empleo”, publicado por el Think Tank Institut Sapiens, estos son los 4 puestos de trabajo que no conseguirán subsistir al desarrollo de la automatización y de la IA.

Empleados de sucursales bancarias

A veces nos quejamos de ver muchas oficinas bancarias en la ciudad, en detrimento de otros comercios. Sin embargo, la reciente digitalización de los servicios bancarios y las nuevas directivas (DSP2 entre ellas) abren las puertas al openbanking, un concepto que obliga a los bancos a “liberar” los datos a favor de terceros. Las Fintech y las compañías IT tienen el campo abierto para diseñar APIs financieras que desarrollen nuevas líneas de negocio ajenas a la entidad bancaria, sin  tener que pisarlas.

Las operaciones financieras, desde las más básicas (consultar cuentas o realizar transferencias desde el móvil), hasta las más complejas (implantación de smart contracts basados en blockchain) ya no tienen por qué realizarse en ningún sitio físico. Esto explica que el número de oficinas bancarias en la Península Ibérica haya caído un 40% desde 2008, según JPMorgan Chase.

Empleados en contabilidad

Gracias al software inteligente de gestión y facturación basada en la nube, es muy fácil tener la información del balance financiero siempre actualizada. Algunas soluciones pueden integrarse con aplicaciones de tercero, CRMs, o tienda online, proporcionando una automatización totalmente segura de las tareas de contabilidad, y sin intervención humana. Además, reducen claramente el  espacio físico necesario para almacenar dicha información.

Cajeros de supermercado

El primer supermercado autónomo y sin cajero Amazon Go abrió sus puertas el pasado mes de enero en Seattle. Este nuevo concepto de tienda cumple con la promesa de evitar las colas a la hora de pagar sus artículos, ya que elimina esta etapa crucial de la compra, gracias a un conjunto de tecnologías basadas en sistemas de visión artificial, reconocimiento de imágenes, aprendizaje automático y pago autónomo. Otros retailers están siguiendo los pasos del gigante del comercio online, como Zippin o Moby Mart.

Operarios de almacén

La automatización de los almacenes también tiene futuro. El distribuidor español Mercadona cuenta con un sistema automatizado PPG (Picking Puente Grúa) para el almacenaje y la preparación de sus productos frescos (carne, verdura y fruta).

El sistema elimina la manipulación y los sobreesfuerzos de los trabajadores, desde la recepción de la mercancía hasta la formación de los palés que llegan a las tiendas. A su vez, el Marketplace Cdiscount ha implantado el primer sistema mundial de preparación de pedidos, con flota de robots móviles 3D. Los robots tienen sensores que recopilan información del entorno, gracias a su “inteligencia artificial”, lo que les permite adaptar su actividad, tal como lo haría un humano.