Blog

Datos y analítica, grandes motores de la competitividad

El rendimiento de las organizaciones depende cada vez más de sus datos y capacidad de analítica. Aunque a veces se hable de este tema de forma abstracta, el ROI que reporta a las cuentas de resultados ambos recursos es contante y sonante. Nos lo ha vuelto a recordar Forrester Research, en su informe titulado “Libere el poder de los datos para transformar su negocio”. Convendría que cualquier empresa, preocupada por su competitividad, lo estudiara.

Sus páginas recogen ejemplos que corroboran esta relevancia de los datos y su posterior análisis, hasta asegurar que “las empresas actuales están sentadas en una mina de oro sin explotar, sus datos, y buscan aprovecharlos para transformar su negocio”.

El valor de estos datos es reconocido por casi cualquier directivo consultado y el 89% de ellos está convencido de que mejoran sus productos y servicios. Incluso, el 96% de los encuestados está planificando, implementando o expandiendo los datos a todos los niveles del negocio.

Las empresas que ya han emprendido iniciativas de análisis y datos se han dado cuenta de que son útiles para optimizar sus tareas y para aumentar beneficios. Y esperan que esos resultados aumenten sustancialmente en los próximos años.

Por el momento, más de una cuarta parte de los encuestados ya ha constatado una mejora de más del 20% en sus resultados finales, como resultado directo de las iniciativas de datos y analítica. Cuando se les pide que miren hacia el futuro, casi la mitad espera un impacto del 20% o más en los próximos dos o tres años. Más de dos tercios, incluso, esperan elevar su ROI entre 2 y 10 veces, y algunos hasta más.

En cuanto a sus posibles usos, la mayoría considera de gran utilidad contar con plataformas integradas, con múltiples capas”, que permitan desarrollar modelos (46%) y visualizarlos (49%).

El analista se atreve además a recomendar optar por un “futuro híbrido”, de nubes privadas y  públicas, que potencien el rendimiento a la vez que eviten cualquier bloqueo, o limiten la flexibilidad futura.

En todo caso, Forrester recomiendan cualquier acción de cambio, antes que el inmovilismo, y concluyen que las consecuencias comerciales de NO implementar adecuadamente datos y análisis podrían resultar potencialmente “catastróficas”, en forma de pérdida de clientes, negocio, actividad y resultados. Los datos de las organizaciones son “minas de oro en potencia” y todo depende de la capacidad de analizarlos y aprovecharlos bien, concluyen sus expertos.