Blog

Ciberseguridad: 4 medidas para impulsar la resiliencia en las empresas

Ciberseguridad: 4 medidas para impulsar la resiliencia en las empresasCon la proliferación exponencial de ciber-amenazas y el afán de transformación digital de muchas empresas, los presupuestos de seguridad informática se sitúan al alza. Su avance se relación con un nuevo concepto, la ciber-resiliencia, que consiste en adquirir competencias y recursos de primer nivel, para afrontar riesgos y vulnerabilidades primero y soluciones proactivas frentes a ataques después. En este post, detallamos 4 medidas esenciales para impulsar la resiliencia cibernética.

Auditoría del entorno digital y definición de estrategia

Ante todo, se precisa poner en marcha un análisis de riesgos que identifique las vulnerabilidades y las posibles brechas en la cadena de valor de la empresa, incluyendo infraestructuras, cloud, dispositivos móviles e internet de las cosas. También se evaluará la capacidad de la empresa para garantizar la continuidad de su negocio y el cumplimiento normativo en caso de ataque.

Protección de las infraestructuras críticas

La misión de proteger las infraestructuras y los sistemas críticos exige un conocimiento profundo de los riesgos y desafíos de seguridad. Una auditoría de la protección de los terminales de usuario (Endpoints), puestos de trabajo, móviles o servidores que utilizan, y el control de las actualizaciones de los sistemas, programas y licencias instaladas en los equipos se impone como fundamental.

Implementar sistemas de control de acceso a la red (NAC) es otra buena idea para controlar la información. Dicha tecnología permite establecer estrategias de gestión de dispositivos, fijos y móviles, y es completamente compatible con las políticas BYOD (Bring Your Own Device). La monitorización de los servicios en la nube y la gestión de identidades, con sistemas fiables y seguros de autenticación también son clave para minimizar los riesgos.

Seguridad de los datos, automatización e IA. Falta concienciación

El cumplimiento normativo es otro de los focos de atención en las empresas españolas. Entre otros, destacamos el nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) que impone un régimen de fuertes sanciones para aquellas compañías que no cumplan con las obligaciones.

Ante el riesgo de pérdida de datos corporativos, la automatización y la inteligencia artificial son nuevas tecnologías que permiten mitigar el riesgo de pérdida o de robo de información. Los procesos automatizados ayudan a las funciones de TI, tal y como asistir al personal de seguridad, dando respuestas a incidentes, agilizar las alertas de seguridad, etc. Asimismo, “el big data protege al big data”. La concienciación y la formación también son medidas clave de seguridad, siendo el factor humano el más vulnerable.

Servicios gestionados de IT

No cierres la puerta a los servicios y tecnologías que potencian la escalabilidad de tus infraestructuras y aplicaciones. Los modelos “as a Service” ayudan a responder a las necesidades cotidianas de la empresa, sin penalizar la calidad de su gestión, aunque la carga de trabajo se incremente. Apostar por los servicios gestionados permite garantizar una adecuada disponibilidad de los recursos y optimizar la estructura de costes de infraestructura y operativos, más fácilmente y de manera más flexible, a diferencia de una gestión de los servicios de TI interna. Además de contratar la gestión interna de los equipos y sistemas, los servicios gestionados aseguran su actualización, mantenimiento, gestión de incidencias y back-up, entre otras funciones.

En Factum, reforzamos nuestra colaboración con nuestros socios tecnológicos para asegurar excelentes competencias técnicas y un alto compromiso con el cliente final, en la gestión de soluciones de seguridad y protección de infraestructuras y datos.