Blog

La tecnología nos humaniza

Lo estamos comprobando en nuestras propias carnes. Las tecnologías nos han convertido en mejores personas, nos han humanizado, lejos de lo que muchos vaticinaron. En momentos como el actual, de alarma social máxima, hemos comprobado que disponer de fibra óptica en los hogares, varios dispositivos digitales por persona y redes móviles de alta velocidad nos permite estar continuamente conectados, pero más importante, poder trabajar desde cualquier parte.

Esto, hace muy poco tiempo, hubiera sido impensable. Millones de personas teletrabajando desde casa, como única alternativa viable para que la economía global no colapse. Pero, hoy lo comprobamos personalmente; no podríamos trabajar o relacionarnos con nadie si no fuera por el poder de las TIC.

En Factum, llevamos años fomentando el teletrabajo entre nuestros empleados que, todos sin excepción, lo aprovechan al menos un día a la semana, como forma de potenciar su rendimiento, de poder mantenerse siempre conectado con su entorno y, sobre todo, como forma de conciliar su labor profesional y sus circunstancias personales o familiares.

Desde luego, ha ayudado mucho que todos nuestros sistemas de información estuvieran alojados en la nube, que todos contemos con ordenadores portátiles y móviles inteligentes, pero lo más importante es que ya tuviéramos la cultura del trabajo a distancia. Porque como todas las acciones humanas, requiere de un aprendizaje previo que tiene que ver con valores muy personales, como la disciplina, la responsabilidad o el compromiso, pero también con la práctica, con el cambio de paradigma que estamos viviendo.

La situación excepcional que vivimos nos ha dejado, entre otras muchas enseñanzas, la prueba del nueve del acierto de aquel camino que emprendimos hace años. Es inexorable; todos viviremos en un mundo digital en el futuro y muchos ya lo estamos haciendo en el presente.

Por eso, estamos más convencidos que nunca de la importancia de seguir impulsando ”nuestra” plataforma de firma digital y gestión de flujos de aprobación, SealSign, un sistema basado en tecnología Blockchain que no solo aporta seguridad y facilita la continuidad de las operaciones, sino que es un cambio de paradigma, una forma nueva de entender las relaciones sociales en un mundo globalizado y totalmente conectado.

Pero hay más elementos que entran en juego en este universo digital. Las tecnologías pueden fallar, o los usuarios precisar ayuda técnica para su mantenimiento y correcta gestión. Por eso, conviene contar con sistemas de monitorización remota que permitan a los equipos de soporte técnico tomar el control de los dispositivos, cuando se produce un fallo, y proceder a su resolución, en un entorno centralizado que se gestiona de manera unificada.

Nosotros ya lo veníamos haciendo, pero ahora se ha demostrado como elemento clave para que todo funcione, no suframos interrupciones ni nos desanimemos ante los inevitables imprevistos. Esta es otra certeza que se ha visualizado totalmente en estos días y que corrobora la importancia de la labor de un especialista como Factum.

Vivimos desde hace años en un mundo nuevo, al que muchos acceden ahora súbitamente y sin aviso. Ha ocurrido lo mismo en todos los procesos evolutivos de nuestra civilización y en las sucesivas olas tecnológicas que nos han traído hasta aquí. Aquello que auguraban los consultores y primeros visionarios es ahora una realidad que vemos todos y que, muy pronto, será adoptada de forma masiva.

Por suerte, muchos estábamos preparados y el salto que ahora nos exige este cambio de paradigma será suave y armónico, nos permitirá ser mejores profesionales, mejorar nuestra productividad, pero también puede ayudarnos a convertirnos en mejores seres humanos.