Blog

¿Por qué la tecnología no es el pilar más importante de la transformación digital?

¿Cómo migrar una organización hacia un modelo industrial 4.0? Muchos apostarían por la implementación de nuevas tecnologías de la información. Pues según Jason Averbook, consultor especializado en tecnología y escritor, el éxito de un proyecto de transformación digital de una empresa depende sólo en un 10% de la tecnología: “Existen cientos de soluciones empresariales disponibles en el mercado, pero no cambiarán nada a menos que la plantilla cambie con ellas”, aclara el analista en un evento organizado por la revista HRM Asia.

Desde Factum, analizamos los 3 pilares esenciales para dar un salto seguro y eficiente a la era 4.0.

El entusiasmo, como impulso de la cultura digital

Previo al emprendimiento del proceso de transformación, es fundamental conocer las motivaciones y barreras internas. El entusiasmo, según los expertos en digital workplace, ayuda a fomentar el sentimiento de pertenencia y la implicación de los trabajadores, claves del éxito empresarial.  A su vez, Jason Averbook considera el entusiasmo y la buena voluntad como factores decisivos a razón de un 45%.

También la formación y las acciones de concienciación son respuestas que surgen para superar los obstáculos mentales y laborales. Estas acciones ayudan a cada usuario a reconocer el papel que juega en el marco global de su organización y a nivelar sus competencias para poder involucrarse activamente y comprometerse en el proyecto de forma positiva.

Personas capacitadas, formadas y sensibilizadas

La transformación digital exige un equipo de trabajo capacitado y sensibilizado al proyecto. No cabe duda de que los departamentos de informática deben liderar la implementación del nuevo modelo de negocio. Sin embargo, es importante tener en mente que el resultado final dependerá de la implicación de todos los departamentos de la empresa.

La plantilla debe contar con un conjunto sólido de competencias específicos para liderar dichos cambios, entre ellos:

  • La gestión de la información y de la comunicación para transmitir datos con una calidad y exactitud suficientes que sirvan a los objetivos de la organización
  • La capacidad de adaptación, fundamental en tiempos de rápida evolución.
  • El conocimiento técnico y específico para mantenerse competitivo.
  • La capacidad de trabajo en equipo en un mismo espacio físico o de forma remota para lograr un trabajo más efectivo, gracias al modelo de responsabilidad compartida

Los departamentos de recursos humanos desempeñan un papel clave en la gestión del talento, gracias a la implementación de metodologías innovadoras de detección, selección y retención. Asimismo, conviene replantearse la estrategia de colaboración mediante la redefinición de conceptos tal como la gestión del tiempo laboral, los espacios de trabajo, el ambiente laboral y la comunicación entre trabajadores.