Blog

La inteligencia artificial se confirma como gran aliado de la ciberseguridad

Los analistas lo tienen claro, la inteligencia artificial será un elemento esencial para el futuro de la ciberseguridad. Hoy ya el 69% de las organizaciones considera necesario apuntalar sus medidas de defensa con esta tecnología. Sus ventajas parecen evidentes; están disponibles las 24 horas del día, son capaces de responder en milisegundos a un ataque cibernético (que antes podía llevar horas, días, o incluso meses) y simplifica el proceso de recopilación y análisis de los datos.

Sus características lo convierten en pieza clave para mejorar la detección de amenazas y actividades maliciosas, a partir de sus análisis predictivos, que mejoran la toma de decisiones y  ayudan a crear mejores y más precisas técnicas de inicio de sesión, a partir de datos biométricos.

Sin embargo, la inteligencia artificial no es perfecta y tiene ciertas limitaciones, su coste no es despreciable y supera al de soluciones de seguridad tradicionales, además de requerir mayor capacitación técnica del personal. En todo caso, se estima que en 2026 este mercado mueva en torno a 38.200 millones de euros, frente a los 8.800 millones actuales, casi cinco veces más. En gran medida, las administraciones públicas son un target perfecto para ella, por la sensibilidad de los datos que manejan y el interés que suscitan para los atacantes.

Teniendo en cuenta que gran parte de la infraestructura pública es manejada por entidades privadas, las implicaciones son claras para todo el mercado y parece probable que se convierta en el motor de avance de estas tecnologías, cada vez más críticas para todo tipo de organización.

En Factum, valoramos la importancia de la ciberseguridad para todo tipo de organizaciones y estamos invirtiendo en nuevos recursos y tecnologías que serán fundamentales de ahora en adelante para las organizaciones.

Con este compromiso, aportamos soluciones ajustadas a las necesidades del cliente, los recursos técnicos para ponerlas en marcha y el soporte continuado de especialistas, en un entorno cada vez más exigente.