Blog

El Foro Económico Mundial coloca los riesgos derivados de ciberataques entre los más probables de crecer

Los resultados de la encuesta de percepción de riesgos globales publicados tras la celebración del Foro Económico Mundial han situado los de tipo tecnológico en las primeras posiciones, tanto en lo que se refiere a la estimación de su ocurrencia como al impacto de sus efectos adversos.

De hecho, sorprende que dentro del top 10 de riesgos más probables, el robo de datos y los ciberataques se sitúen en el cuarto y quinto puestos respectivamente, sólo por detrás de los fenómenos meteorológicos extremos, el fallo en la adaptación y/o mitigación de los efectos del cambio climático y los desastres naturales.


Si observamos la clasificación que ordena los 10 riesgos más importantes en términos de impacto, los ciberataques y los fallos provocados en infraestructuras críticas se sitúan en séptima y octava posición.

Las cifras expuestas confirman la tendencia alcista que ha registrado en los últimos años la percepción de que el empleo de las TIC con fines fraudulentos será frecuente. Revisando la clasificación de los cinco riesgos percibidos como más probables desde 2015, se puede observar que en el último trienio los ciberataques y el robo de datos/fraude masivo a partir de su uso han pasado a estar siempre presentes. Sin ir más lejos, el pasado año ocuparon la tercera y cuarta posición en el top 5 de riesgos más probables.

En el resumen ejecutivo del informe, el presidente del Foro Económico Mundial Børge Brend, ha comentado que “la tecnología sigue desempeñando un papel importante en la configuración del panorama de riesgos globales”, una afirmación que respalda el hecho de que, en 2018, se produjeran más violaciones masivas de datos, se revelaran nuevas debilidades de hardware y se alertara sobre los usos potenciales de la inteligencia artificial para diseñar ciberataques más potentes.

¿Cómo se están preparando empresas e instituciones para combatir esta subida de los riesgos derivada del aumento de las ciberamenazas? Según las últimas tendencias identificadas por la consultora Gartner, aumentando la inversión en herramientas y procedimientos para gobernar los datos, creando Centros de Operaciones de Seguridad (CSOs por sus siglas en inglés) equipados para detectar amenazas y alertar y responder de forma automatizada a incidentes; potenciando el uso de sistemas de autenticación que no requieran utilizar contraseña y formando a los responsables en materia de seguridad para dominar los sistemas de prevención basados en el uso de la inteligencia artificial (IA).

En lo que respeta a otros factores que pueden traer consigo nuevos riesgos, la consultora ha destacado el nacimiento de plataformas de computación “en el filo”. Muy presentes en proyectos de Internet de las Cosas (IoT), trasladan partes clave de la infraestructura tecnológica de las organizaciones a su periferia, lo que exige administrar y monitorizar a distancia sus recursos, abriéndose así una nueva vía para que aparezcan vulnerabilidades.