Blog

El DPO o DPD, la nueva figura que vela por la seguridad de tus datos

¿Quién es el DPD?El RGPD, el Reglamento General de Protección de Datos, es ya una realidad. Desde que entrara en vigor el pasado 25 de mayo, muchos han sido los interrogantes a los que empresas de todo tipo y tamaño han tenido que dar respuesta para poder abordar la ciberseguridad de sus datos acorde a esta nueva normativa europea, que pretende crear un marco de confianza para que pueda desarrollarse un mercado único digital.

Un contexto en el que surge una nueva figura que deberá responsabilizarse de la adecuada gestión de la información dentro de la compañía, así como de las posibles incidencias o ataques contra la privacidad que ésta pueda sufrir. Hablamos del Data Protect Officer (DPO) o Delegado de Protección de Datos (DPD), una figura que se torna imprescindible en organizaciones que manejen enormes cantidades de información personal y sensible, como pueden ser, por ejemplo, las Administraciones Públicas, Universidades o centros sanitarios, entre otras muchas.

Se trata de una figura especializada en derecho de protección de datos que, de forma totalmente independiente, se encarga entre otras funciones de informar y asesorar a los responsables y encargados del tratamiento de datos personales de sus obligaciones derivadas de la legislación vigente. Además, tiene que supervisar el cumplimiento de esta normativa y la política de protección de datos de la organización, cooperar con las Agencias de Protección de Datos, etc.

Todo ello teniendo en cuenta que el DPD, sea empleado o externo, ha de ser independiente en sus funciones, ya que no puede ser destituido ni sancionado por desempeñarlas. Asimismo, y aunque puede realizar otras funciones, debe evitar cualquier conflicto de intereses.

Por otra parte, no están obligadas a tener un DPD, aunque es conveniente, las empresas (también pymes) y otras entidades cuya actividad principal no consista en el tratamiento masivo de datos personales especialmente protegidos. En este caso, Factum cuenta con una dilatada experiencia y conocimiento en el desarrollo de proyectos y soluciones de Gobierno y Seguridad del Dato, para que las compañías puedan poner al día sus sistemas y procesos de acuerdo con la nueva normativa. Porque la protección de la privacidad es un factor de competitividad para las empresas.

De esta forma, Factum consigue para tu compañía la seguridad proactiva que la nueva normativa demanda, analizando los riesgos del tratamiento que se realizan de los datos existentes para la privacidad de las personas. De esta forma se evita vulnerar la privacidad y los derechos de los individuos sobre sus datos personales.