Blog

Combinar la tecnología con lo mejor de las personas, el futuro del Retail

Según las últimas cifras ofrecidas por el INE, el porcentaje de ventas del comercio minorista en España ha aumentado el 0,1% durante el mes de marzo. La cifra supone la tercera subida porcentual consecutiva, si bien su cuantía es menor que las registradas durante los meses de enero (0,9%) y febrero (0,8%). En total, lo que es de celebrar, durante el primer trimestre de 2019 las ventas del comercio minorista han ascendido, hasta situarse en el 1,8%.

Los buenos resultados trimestrales parecen mitigar, levemente, los efectos negativos que está teniendo sobre el Retail más apegado a los métodos tradicionales su falta de adaptación a los nuevos usos y costumbres de los consumidores más jóvenes. Encuadrados en grupos generacionales definidos como ´nativos digitales´, apegados a sus dispositivos móviles, mediante los que pueden acceder durante las 24 horas a información sobre cualquier producto disponible en el mercado, han impulsado el crecimiento del comercio electrónico e inducido importantes cambios en el tipo de trato que ha de mantenerse con ellos, tanto por parte de las marcas como en los establecimientos comerciales.

El consumidor, en el umbral de la segunda década del siglo XXI, está híper-informado, es más exigente y tiene muy clara su capacidad de influir en la percepción de una marca o establecimiento vía redes sociales, o incluso por medio de las Apps de mensajería instantánea. Así las cosas, es lógico que desde su nueva posición exija que, tanto marcas como comerciantes, le faciliten una atención personalizada, que transforme la compra en una `experiencia de compra´. El empleo de las tecnologías de la información para conseguir ese salto cualitativo es clave. Disponer de ellas permite conocer más de cerca al cliente, ya que posibilitan, siempre con su permiso, recabar, almacenar, gestionar y analizar información sobre sus gustos y hábitos para responder mejor a sus demandas.

Un escenario lleno de cambios y retos estimulantes

Al contrario de los vaticinios más apocalípticos, este nuevo escenario, sin duda más complejo y exigente, más que acabar con el comercio físico está estimulando en él cambios muy interesantes. Nos espera un futuro en el que la combinación de las capacidades que ofrece la Inteligencia Artificial (IA) con los avances en materia de redes (5G) y la Realidad Virtual (RV) van a redefinir los escenarios de venta, dando incluso más protagonismo a los actores que la protagonizan. La clave del éxito seguirá estando, como siempre, en dar un trato exquisito a las personas, con la diferencia de que ahora dicho trato requiere e manejo de nuevas destrezas relacionadas con el uso de las TIC.

Factum tiene una dilatada experiencia conduciendo proyectos de renovación, en multitud de sectores de negocio, basados en la implantación de soluciones tecnológicas para el análisis de grandes cantidades de datos. Dispone del equipo humano y las herramientas necesarias para ayudar a cualquier comercio a dar el salto hacia la transformación digital, equipándolo para que pueda extraer de la información ese valor añadido que le llevará a adaptarse mejor y más rápido a las demandas de la generación ´milennial´ y venideras.

Hemos ayudado a clientes de multitud de sectores a entender que el mero `despachar´ productos y servicios es un camino terminado. Vivimos tiempos de cambio constante, sobre todo en el ámbito del comercio. Como bien diagnosticó el filósofo polaco Zygmun Bauman ´lo que antes era un proyecto para “toda la vida” hoy se ha convertido en un atributo del momento. Una vez diseñado, el futuro ya no es “para siempre”, sino que necesita ser montado y desmontado continuamente´.