Blog

Algunas claves para llevar a buen puerto proyectos de transformación digital

El pasado mes de abril, la prestigiosa consultora Mckinsey Global publicó los resultados de una encuesta sobre el impacto de la transformación digital en las empresas. Sus resultados, fruto de las entrevistas realizadas a 1.733 expertos empleados en compañías de los sectores más diversos, confirman que aún queda mucho por avanzar para extraer beneficios claros del rendimiento que ofrecen tecnologías como la IA o el machine learning.

De hecho, si bien ocho de cada diez encuestados por Mckinsey reconocen que en sus organizaciones se ha invertido tiempo, dinero y esfuerzo en la transformación digital, tan solo el 14% de ellos considera que ello se esté traduciendo en sustanciales mejoras de rendimiento.

Y lo que es más revelador. A la pregunta de si la transformación digital ha conducido a un éxito completo, significativo y sostenible de los proyectos donde se ha empleado, tan solo el 3% responde que sí con seguridad.

Que las compañías encuentren dificultades para aprovechar las ventajas que ofrece la transformación digital no es algo nuevo. En Factum sabemos que afrontar los cambios tecnológicos y de organización que requiere aprovechar las nuevas herramientas y soluciones es más complejo de lo habitual. Según los resultados de la citada encuesta de Mckinsey que nos sirve de referencia, aquellas organizaciones que los completan con éxito – y están, por tanto, más cerca de obtener los beneficios esperados- siguen varias pautas muy definidas

Claridad, compromiso, agilidad y transparencia

En primer lugar, se enfocan sin contemplaciones en aplicar la transformación digital en procesos que favorezcan una mejora de los resultados de negocio y/o un aumento de la productividad.

En segundo lugar, implican a toda la compañía en la consecución de los objetivos marcados, aunque las transformaciones estén centradas en un ámbito concreto, lo que no es óbice para que se definan, con claridad, el liderazgo y la responsabilidad en cada área y proyecto que implique afrontar una transformación.

La agilidad y la flexibilidad a la hora de ejecutar cambios también caracterizan a las organizaciones más exitosas. Aplicando la máxima que reza que una idea puesta en práctica vale más que el diseño más perfecto, son capaces de crear modelos adaptativos, que facilitan el transformar las estrategias y ajustar la asignación de recursos cada poco tiempo. La capacidad de adaptación está muy arraigada en los proyectos exitosos, siendo habitual que se realicen ajustes mensuales, e incluso semanales, en los proyectos.

Finalmente, la transparencia al enunciar los posibles efectos financieros que tendrán las iniciativas emprendidas, elaborando para garantizarla estimaciones sobre su impacto en función del impulso empresarial de la empresa, y estableciendo escenarios a corto y largo plazo, también caracteriza a las firmas con un porcentaje de éxitos mayor en sus planes de transformación digital.